viernes, septiembre 02, 2005

Contra la delincuencia en UK | Autor/a: Carmen

Hace ya tiempo que Tony Blair ha centrado numerosos esfuerzos en reducir la delincuencia en su país, y hoy ha dado un paso más, en esta lucha que lleva a cabo su Gobierno, anunciando que en Noviembre se ampliarán las Instituciones que pueden pedir la aplicación de parenting orders (hasta ahora esta misión estaba en manos de la policia y de las autoridades educativas locales), a la vez que se permitirá que estas medidas se impongan antes de que el menor llegue a cometer actos delictivos (cuando sea patente la posibilidad de que en un futuro los cometa).

Las parenting orders entraron en vigor en Junio del 2000 en Inglaterra y Gales, y según el Ministro del Interior británico, Charles Clarke, se están haciendo constantes progresos en las comunidades donde las autoridades locales usan las anti-social behaviour orders (ASBO's) y las parenting orders. Estas últimas tienen dos tipos de aplicación. En principio consisten en hacer que los padres asistan a sesiones de ayuda en las que se les den las pautas que deben seguir para ser capaces de controlar de alguna manera el comportamiento de su hijo. Y en segundo término, para los casos más graves, la norma establece que los padres deben vigilar a sus hijos, asegurándose de que el menor asiste al colegio cada día y llega a casa a horas determinadas. Este reglamento es aplicable a los padres con hijos entre 10 y 17 años.
Las críticas a este tipo de medidas, tomadas por el Gobierno de Blair, vienen a decir que el Estado no puede ser una niñera, no puede decir a los padres cómo educar a sus hijos. A lo que el Primer Ministro responde que "es en la familia donde tenemos que aceptar el respeto a las demás personas".
Las ASBO's consisten en prohibiciones impuestas a delincuentes por las cuales no pueden (por ejemplo) acercarse a las zonas donde han causado problemas.

Desde mi punto de vista, este tipo de medidas son adecuadas, ya que permiten prevenir el aumento de la violencia, con lo cual se consigue disminuir la inseguridad ciudadana; y no sólo se pena a los infractores, sino que se evita que lleguen a serlo.
No creo que interfiera en manera alguna con la libertad de los padres a educar a sus hijos como ellos quieran, ya que lo que se hace es aconsejarles sobre cómo controlar a sus hijos, y creo que esto tiene que ser una gran ayuda para muchos de ellos. Además, el respeto al prójimo es la base de cualquier sociedad civilizada, y por tanto, la educación en este pilar de la convivencia no coarta la libertad de nadie, sino que evita futuras privaciones de libertad por comportamientos penados por la legislación del país.

Así como otras medidas puestas en marcha por el Ejecutivo británico para frenar la delincuencia no me parecían aceptables, en este caso creo que nuestro país debería tomar nota (más ahora que se ha puesto sobre la mesa el tema de la reforma de la Ley del Menor) de cómo en el Reino Unido los índices de violencia callejera han disminuido en el último año un 6% respecto al periodo anterior.



Ya no estamos aquí:
nos hemos mudado a
www.RedProgresista.net

This page is powered by Blogger. Isn't yours?