viernes, septiembre 02, 2005

NEOLIBERALISMO EN EL PSOE Y ESQUIZOFRENIA EN EL PP | Autor/a: Enric. El Socialdemócrata.

La propuesta del ejecutivo socialista de financiación del sistema sanitario, que tiene carácter universal y gratuito - uno de los logros más espectaculares del modelo de Estado del Bienestar -, a través de los impuestos que gravan el consumo de alcohol y tabaco, amén de la propuesta a las CC.AA. de que incrementen, si lo consideran oportuno, los que gravan el consumo de carburantes y energía eléctrica en el tramo impositivo que les corresponde, tiene un marcado sabor neo-liberal. Solbes y su equipo de neoliberales siguen haciendo de las suyas. Quienes seguimos siendo socialdemócratas en el PSOE y criticamos con dureza esta política impositiva cuando gobernaba el PP, no podemos sino seguir criticándola cuando, para colmo de males, la aplica nuestro partido; es cuestión de coherencia. Una coherencia que, por cierto, falta en el PP, que critica ahora aquello en lo que ellos basaron su política fiscal, en una demostración palmaria de la esquizofrenia colectiva que vive ese partido, o lo que sea. Dice el Gobierno, hoy del PSOE, que para financiar la sanidad española - de carácter universal y gratuita, uno de los logros más importantes del modelo de Estado del Bienestar -, el Estado va a aumentar los impuestos que gravan el consumo de alcohol y tabaco, e indicando a las CC.AA. que pueden incrementar el tramo autonómico del impuesto que grava el consumo de carburantes y de electricidad, con la misma finalidad.

Hace tiempo, quienes seguimos siendo socialdemócratas en el PSOE - no como algunos actuales dirigentes -, apuntábamos que la estrategia de los Gobiernos del PP de bajar los impuestos directos - y aquí es necesaria una aclaración: si bien el tipo marginal máximo bajó hasta el 35%, el tipo marginal mínimo apenas sufrió variaciones y, para colmo, se redujeron los tramos de renta que gravan los diferentes tipos impositivos, consecuencia de lo cual, sólo bajaron los impuestos directos para las rentas más altas y en realidad aumentaron para las rentas más bajas; circunstancia agravada por el incremento de los impuestos indirectos, que gravan el consumo y son regresivos puesto que no tienen en cuenta el nivel de renta, como sí ocurre con los directos - y aumentar los indirectos estaba orientada, como así parece corroborarse empíricamente, a favorecer a los sectores más acomodados de la sociedad, en detrimento de los menos favorecidos, sobretodo a las familias cuya renta proviene exclusivamente de ingresos procedentes del trabajo asalariado. Pues bien, ahora el gobierno del PSOE - que criticó duramente la estrategia del PP - aplica el mismo critero a la hora de incrementar los impuestos, haciendo que la presión fiscal recaiga sobre los indirectos, esto es, aquellos que gravan el consumo y no la renta, perjudicando, en todo caso, a las rentas más bajas.

El PP, que como todos sabemos vive en un espacio de indefinición que empieza a ser realmente preocupante, critica ahora la medida, argumentando que el Gobierno "socialista" ha implementado la primera "gran subida" de impuestos, cuando, en realidad, el ejecutivo del PSOE no ha hecho sino lo mismo que hicieron los Gobiernos del PP hace poco tiempo. Lo que demuestra que, o bien en el PP hay una epidemia de esquizofrenia galopante, o no tienen ni aproximada idea de cuál es su propuesta política, o están poniendo de manifiesto que los ocho años de gobierno popular han sido un fiasco.



Ya no estamos aquí:
nos hemos mudado a
www.RedProgresista.net

This page is powered by Blogger. Isn't yours?